Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

lunes, 16 de marzo de 2009

Solo una, la mejor.

Oscuridad, oscuridad que estalla como una bomba. Una bomba que, en vez de producir una llamarada, produce sombra, apaga todas las luces: las del pensamiento, las del sentido común, las de todo, menos una. Esa luz que me hace seguir adelante en los peores momentos, la que me hace sonreir cuando peor estoy. Nose si es la adolescencia con tanta hormona revuelta, pero yo creo que és el amor. El amor hacia esa chica que me para la respiración, que me hace dirigir la mirada en una sola dirección. Esa chica que un dia me envió un mensage que cambió mi vida. Un mensage que me hizo verlo todo de otra manera, y que me hizo comprobar que la perfección existe. Yo siempre he sido chico de chicas. Simpre tenía alguna con la que hablar, tontear, u otras cosas de las que mejor no hablar... Siempre tenía que estar con alguna chica que me rodeara o algo similar, pero porfín me he dado cuenta de que ya no lo necesito, que ahora mi corazón es sullo, y de nadie más. Esa luz es la luz de la felicidad, el amor, el respeto y de todo aquello que siento cuando la veo. He conseguido aquello por lo que todos en algún momento luchamos, la mujer perfecta. Yo he conseguido que para mí, sin duda, la mejor persona del mundo, me quiera tanto como la quiero yo, y de eso es de lo que más orgulloso me siento hasta el momento.

3 comentarios:

J. A. Sainz dijo...

Conmovedora declaración de amor, pero más lo sería sin faltas: sonreir, nose, és,mensage,sullo...

Esther Rodriguez dijo...

Ay pablitoo!!!Que te tienen atontao!

Pazos dijo...

lo siento J. pero esque no me diste más tiempo para pulir los detalles, ni fijarme en las faltas. Lo publiqué en cuanto lo terminé de escrivir, lo que no quiere decir que no pensara bien mis palabras...