Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Un día en el circo




Era un día precioso. Caminábamos por un camino para llegar al lugar en el que se celebraría el espectáculo del circo.
Tanto yo como mi hermano pequeño, Miguel, no nos podíamos creer que nuestros padres por fin hubieran accedido a llevarnos al circo. Llevábamos todo el verano dándoles la paliza de que queríamos ir al circo, y por fin habíamos conseguido nuestro propósito.
Nos encantó el espectáculo. Había muchos animales: elefantes, caballos, leones, tigres...Los que más nos gustaron fueron los leones, que saltaban por aros incandescentes semejantes a un torbellino de fuego.
También había payasos que me hicieron llorar de risa con sus chistes y las tonterías que hacían. La parte que más me gustó de este número fue cuando los payasos se pusieron a lanzarse tartas entre sí y pusieron todo el escenario lleno de crema, nata, chocolate, y otros pringues no identificados.
Pero el espectáculo que mas me impresionó fue uno en el que actuaron unas gimnastas, que se retorcían y se colocaban unas sobre otras haciendo figuras ambiguas. No sé como conseguían retorcerse de aquella manera, parecía que estaban hechas de goma.
¡Sin duda repetiré la experiencia en otra ocasión!

1 comentario:

J. A. Sainz dijo...

Sólo encuentro una tilde sin poner: mas. Me parece una evocación concisa. Correcta. Quizá le falte una sorpresa, una chispa, un elemento crítico... para que destaque más.