Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

LAS APUESTAS

Debía de ser un juego bastante divertido. Antes de cada soplido se podían hacer apuestas y después alguien pedía un momento de silencio. La gente se callaba y a continuación, casi enseguida, estallaban las risas, los aplausos o los abucheos.
Después cada uno recogía su dinero, esta vez perdió la banca, pues habían salido cruces. En mi opinión era un juego poco entretenido, pero los aficionados se jugaban muchísimo dinero. Es un juego, que igual que puedes ganar también puedes perder mucho dinero.
Es una tradición antiquísima de mi pueblo.
La gente del pueblo se iba a un merendero a pasar la tarde, y después de la merienda, todas las personas que querían jugar, hacían un círculo bastante grande.
El juego está compuesto por los jugadores,(que son los que forman el círculo) y la banca, que está formada por unas cinco personas,(se sitúan en el centro de este), es la encargada de lanzar las monedas al aire, no son unas monedas cualquiera, sino que tienen que ser de cobre.
Cada persona que estaba jugando apostaba la cantidad de dinero deseada, la banca tenía que doblar esa cantidad. Una vez hechas las apuestas, la gente callaba y a continuación, la banca, que siempre apuesta por caras, procedía a lanzar las monedas, casi enseguida, estallaban las risas, los aplausos o los abucheos.
Este juego suele durar hasta que anochece. Después cada uno se va a su casa, unos más tristes y otros más contentos, depende de la suerte que hayan tenido ese día en el juego.

1 comentario:

J. A. Sainz dijo...

A mi gusto no es una expresión válida; mejor, en mi opinión, desde mi punto de vista... Has cambiado los soplidos por monedas, pero bueno, vale...