Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

lunes, 11 de mayo de 2009

El don de la ignorancia

Sábado por la mañana, como todos los Sábados, enchufo mi MP3 y me dispongo a salir a correr. Siempre el mismo recorrido: cruzo el puente, llego al camino de cemento, después cojo la carretera y vuelvo, ésta vez, por un camino más corto, de tierra.
Salgo para correr, porque me relaja, me ayuda a olvidar, y más si conecto el reproductor. Suena uno de los discos de Barricada, qué grandes. Sus canciones, sus letras, su música, me ayuda a borrar todo eso que queda marcado negativamente en mi lista de sucesos desastrosos, frustrantes, asquerosos...
Es día a día un "quiero y no puedo", porque nunca puedo dejar atrás todo lo que sentí, todo el daño que me hicieron, o que he hecho. Soy así, y así quisiera no ser.
Muchos días me pregunto, aunque en vano, qué habría pasado, si no hubiese hecho caso a ese maldito mensaje. Nada de esto hubiera ocurrido, y no tendría este sentimiento de culpa, de asco, de desilusión...
Parece muy sencillo, tú puedes decirle a alguien, que no piense en su pasado, que lo hecho, hecho está, que ignore todo aquello y que así quedará libre de malos pensamientos, y no estará castigado de por vida...
Yo sin embargo pienso, que mi futuro está marcado por mi pasado, y por eso no puedo olvidarlo. Fue un momento decisivo y nuevo para mí, es ése momento que se supone que le tienes que recordar para toda tu vida porque es especial...Pero a mi me creó un trauma, o al menos un sin vivir.
Estar castigándome todos los días no me gusta, pero no encuentro la forma de parar mis malos pensamientos...Cuando parece que me voy a olvidar de todo, es en los fines de semana, cuando pongo mi música a tope y voy a su ritmo con mis pies, entre la naturaleza, el brillo del sol...
Pero eso es efímero. Después todo aquello acaba y otra vez a pensar y a pensar.
Hasta hoy, que por fin he conseguido olvidar todo eso que me hizo sufrir, y me ha hecho una persona fuerte...Aunque todavía envidio a ésas personas que pueden ignorar todo y cuanto quieren. Ojala yo tuviera ese don, el de la ignorancia...
Y mientras tanto estoy escuchando para olvidar, todo aquello que me hace recordar " tu nombre ya está olvidado nadie sabe dónde estás. En el espejo un amante, algo en tu cara delata tu edad. Y es verdad ya no existen príncipes azules, y es verdad que sola estás, y es verdad la escoba y la cocina mañana será igual."
Y lo que antes me creaba ansiedad ahora me va dando igual.

1 comentario:

J. A. Sainz dijo...

Tildes y expresión: quedara, ésas, todo y cuánto, esta olvidado.. y alguna coma de más. El contenido me gusta, trasmite muy bien esa desazón que muchos sentimos y, en realidad, no desvelas nada personal.