Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

domingo, 10 de mayo de 2009

¿La ignorancia es la felicidad?

Si buscamos en un diccionario el significado de ignorancia, nos saldrá que "por un lado se refiere a la falta general de instrucción o educación y, por otro, al desconocimiento de una materia o un asunto".
Todos somos ignorantes en cualquier aspecto de nuestra vida, nos guste o no reconocerlo, pero nos es una palabra despectiva e incluso insultante. ¿ Por qué nos engañamos ?. Estamos de acuerdo en que, como todo, los hay más o menos ignorantes; nunca nadie aprenderá, sabrá ni conocerá todo lo posible y siempre quedarán miles de cosas por descubrir, que serán descubiertas por los que venga detrás y, así, sucesivamente... Eso es lo bonito de la vida ¿no?; cada día se aprenden cosas nuevas, ya sea en el instituto, como persona, con las amigas... y cada día cometemos algún que otro error, pequeño o grande, que nos hace reflexionar.
Es muy fácil criticar a esas personas que, por circunstancias diversas, no pudieron estudiar; no hablo de las que ni siquiera lo intentaron, me refiero a los que no tuvieron al menos la oportunidad que, hoy en día, casi todos tenemos.
En aquellos tiempos, la situación económica no era favorable y, si a eso le sumamos las guerras continuas donde o participabas para intentar no morir o morías sin quererlo(hablando un poco exagerado), los medios, las infraestructuras,..¿Tenían los medios básicos y necesarios?. ¿Qué "profesores" o personas con conocimientos mínimos querían irse a lugares como esos a dar clases donde su vida corría peligro?. Muchos niños morían cada día a causa de la explotación infantil que tenían con tantas y tantas horas, días, meses y años trabajando de sol a sol por lo que ni accedían ni siquiera al colegio, sería un querer y no poder para ellos, una obligación por parte de su familia, pero también, la familia lo necesitaba, era necesario poder seguir a delante con ayuda de toda la familia.. pero, en fin. Y hoy en día que es cuando hemos avanzado en millones de aspectos pero seguimos fallando en otros muchos, no queremos ni aprovechamos esas oportunidades, vivimos del cuento a cuenta de nuestros padres que cada día trabajan para mantener la familia unida y viva. Ahora que podemos, aprovechémoslo, hagámoslo aunque sea por aquellos niños y niñas que hoy darían y dan lo que fuera por ir a un colegio, jugar en un equipo de fútbol, ir a clases de baile, artesanía.. Ser algo en la vida o por lo menos aspirar a ello. Con esto, no quiero decir que para "ser algo o alguien en la vida" haya que ser científico, astrónomo ni nada por el estilo, todos los trabajos son dignos de admirar y a todos, con esfuerzo, se puede llegar. Lo principal es ser buena persona y saber respetar, no sirve de nada estudiar una carrera de varios años y luego estar haciendo la puñeta por detrás, riéndose de los demás y creyéndose el mejor o la mejor, pues cada uno aportamos nuestro granito de arena al desarrollo del mundo.
Los que venimos de nuevas, los jóvenes, somos los que tenemos que mirar por un mundo mejor y más justo, no seamos ignorantes, inconscientes y aprovechemos la vida al máximo ya que en cualquier momento todo puede cambiar (hoy estas arriba ...mañana abajo).
Afrontar la realidad, no me cansaré nunca de decirlo, estar y vivir engañados, ¿ para qué nos sirve?; las mentiras tienen las patas muy cortas como se suele decir ¿no?, todo se acaba sabiendo tarde o temprano.
A veces nos es inevitable , lo ignoramos, cuando nos engañan nuestras amigas, nuestro novio... pero siempre que se sepa la verdad no hay que hacer como si no se supiera, es duro pero, ¿de qué sirve vivir pensando que la vida nos sonríe siempre y hacer creer a la gente que somos felices cuando en realidad no es así?. Es engañarnos a nosotros mismos ¿no?. Aparentar lo que no somos ¿para qué?; siempre ser lo que uno es, y así es como nos tienen que aceptar, tal y como somos. Tropezar con los errores pero al fin darnos cuenta de todo. El tiempo cura lo que ya no importa.

1 comentario:

J. A. Sainz dijo...

Estupendo. Me encanta esa idea de lo colectivo y de la continuidad de la sociedad (y de la Humanidad) de la que todos formamos parte. Y la frase final, para recordar siempre: El tiempo cura lo que ya no importa.