Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

jueves, 11 de junio de 2009

¿ÉSTE ES NUESTRO FUTURO?




No puedo respirar. ¿Qué pasa? ¿Por qué hace tanto calor? ¿Qué es esto? Abro los ojos y me encuentro en un lugar extraño, desconocido, inhóspito. ¿Qué hago aquí? Yo no debería estar en este desierto rojizo. No es aquí donde me han enviado. ¿Dónde esta mi ciudad?, ¿donde están las nubes?, ¿dónde están los seres humanos?
Mire a donde mire me encuentro mas que arena rojiza, escombros, polvo, soledad y la desagradable e insoportable sensación de que el aire desaparece antes de llegar a mis pulmones. Miro al cielo y suelto un grito ahogado, pero este se rompe antes de poder salir de mi boca. ¿Dónde esta el cielo que yo conocía? El firmamento que supuestamente debía ser azul es de un color amarillo anaranjado y se distinguen algunas estrellas; pero lo que más destaca es una enorme esfera roja en el cielo. ¿Es posible que sea el Sol? ¿es posible que este sea el planeta Tierra en el que crecí?
Mi pecho me duele, mis pulmones duelen, mi piel arde como si se encontrara sobre una parrilla. Por favor que esto pare, ya no puedo pensar, ya solo espero, quiero, deseo, ruego que esta tortura acabe. Quiero morir, morir lo antes posible. Ya no recuerdo quien soy, pero que por favor alguien ponga fin a ésto.
Por fin despierto en mi cápsula de teleportación. Fuera se oyen gritos, exclamaciones, hay un gran alboroto. Por fin se abre la puerta y puedo salir para tratar de huir de la pesadilla que acabo de vivir. Pero fuera me encuentro a todos los compañeros de mi equipo mirándome con expectación. Me formulan preguntas como ¿qué has visto?, ¿cómo era?, ¿a quien has visto? ¿has hablado con alguien? Pero ignorándoles salgo del laboratorio con mirada ausente ignorando los numerosos interrogantes de mis compañeros. Lo único que puedo pensar es: si es esto lo que nos espera, más nos vale que haya otra vida después de ésta.

1 comentario:

J. A. Sainz dijo...

Corrige: Mire a donde mire me encuentro mas que?, esque, quien.
Invita a la reflexión ¿filosófica? Te has convertido en una especialista en mantener la intriga.