Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Juegos imaginarios...


Las casas que jamás han sido habitadas o las que, como las de los veraneantes, han sido construidas para ser ocupadas durante ciertas épocas del año, no suelen tener fantasmas. Pero aquella tarde, mientras paseaba, decidí perderme en mi cabeza y me propuse una especie de juego, un juego para matar el aburrimiento y la soledad de un verano recién acabado y sin nadie alrededor...
Pues bien, consistía en darle rienda suelta a mi imaginación y crear en mi mente un mundo de fantasía y "terror".
Empecé pensando qué era lo que podía haber dentro de aquellas casas, tan frías ahora, y tan abandonadas...Me venían imágenes de personas, pero no eran normales. Quería imaginar a alguien anormal, alguien que no fuera como yo o como cualquier ser humano...Eran seres espirituales, pálidos y con mucho miedo en su interior, pero nadie más los veía, nadie más los sentía. Simplemente yo, y eso era algo que me gustaba, me creaba una sensación extraña...Sólo yo podia imaginar aquellas cosas en ese mismo momento, sólo yo, y nadie más...
Me metí tanto en el juego, que por un momento dudaba si estaba viviendo en el mundo real, o en un mundo de ficción...Por un momento tuve miedo de que lo que pudiese haber ahí dentro, fuera algo real...
Y por eso vuelvo a decir, que se oye por ahí, que las casas que jamás han sido habitadas o las que, como las de los veraneantes, han sido construidas para ser ocupadas durante ciertas épocas del año, no suelen tener fantasmas, pero aquella tarde, prefiero pensar que algo extraño pasó en ese mismo lugar...En mi mente, quizás. En la realidad, igual sí, por qué no...

2 comentarios:

J. A. Sainz dijo...

Me ha gustado mucho que hayas repetido la frase del comienzo del relato. Le da una interesante carga literaria. La imagen me parece muy sugerente. (Por favor, corrige "al rededor"; ¿en qué sentido usas "surrealista"?)

J. A. Sainz dijo...

Luego he pensado que, en realidad, el juego que tú te propones y aestá inventado: se llama literatura.