Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

miércoles, 29 de abril de 2009

La Tierra después de nosotros.


Una mañana de domingo cualquiera salgo de mi casa para labrar el huerto, como hacía antes, pero ¿cuál fue mi decepción? Hallar un paisaje totalmente desolado y agotado de vida. Un calor asfixiante recorre mi cuerpo. El cambio tan repentino que creamos hace unos escasos años con eso del cambio climático, la capa de ozono, la contaminación, cosas que carecían de importancia porque ni siquiera les prestábamos la más mínima atención, ahora desola nuestros campos, y no hay más que tierra, calor, y unos muy mermados mares de agua dulce que nos permite vivir, y permite vivir al resto de animales que se están extinguiendo, ya que carecemos casi de flora. El mundo es un desierto. Vivimos de lo que cazamos o encontramos muerto antes de que lo encuentren otros. Vivimos casi sin vida. Aún recuerdo con felicidad aquellos paisajes que rodeaban mi tierra en donde yo me crié, y donde las plantas, los árboles, y las flores, reinaban allá por donde caminabas. La humanidad a destruido el mundo, y ahora el mundo nos está matando. Dentro de varios años, los animales se extinguirán por completo, no habrá indicio de ser vivo en la faz de la Tierra, y todo o la mayor parte, sin duda, será culpa nuestra.
Una mañana de domingo cualquiera, me despierto y me doy cuenta de lo que estamos haciendo con el mundo, me doy cuenta de que nos estamos destruyendo, a nosotros y los demás, y me doy cuenta, de que hay que hacer algo.

3 comentarios:

J. A. Sainz dijo...

Corrige: a destruido. Me gusta el tono futurista apocalíptico, aunque el final lo contrarresta...

Pazos dijo...

claro!!

Pazos dijo...

pero porque también tiene su tono realista...