Los pies de la memoria (real o inventada)

A, 15 de abril: La Tierra antes de la existencia del ser humano.
B, 22 de abril: La Tierra después del ser humano.
A, 29 de abril: Rosas de piedra.
B, 6 de mayo: El don de la ignorancia.
A, 13 de mayo: Perdidos en un cuento.
B, 20 de mayo: Los lunes.
A, 27 de mayo: Llegas tarde a tu tiempo.
B, 3 de junio: Nunca estuve aquí.

sábado, 25 de abril de 2009

Existencias

Me asomo a los acantilados, desde hace tiempo manchados, sin vida. Observo las rocas que servían de refugio a águilas gigantescas. Ahora me muevo por este lugar, que ya no es el mío. Ni siquiera soy como fui, ni puro, ni útil. Los que reinan aquí no son capaces de ver que sin mí no son nada, no se dan cuenta de cómo me cambian. Tarde o temprano se matarán a sí mismos, vacíos. Ya no les queda agua, empiezan a quedarse solos en su estúpida búsqueda de perfección. Únicamente para ellos, para nada ni nadie más. Los humanos son animales egoístas.
Continúo, me intento alejar del centro de lo que ellos han creado, el último recodo de un camino de grava perdido comienza a dar paso a un paraje que conserva algo de la vida que una vez existió. Aun allí encuentro una lata vieja, oxidada, que probablemente lleve más tiempo en este planeta que la mayoría de los artifices de esta herida, pero que hace imposible poder olvidar que el ser humano tiene un poder contrario al del rey Midas. Y ellos se empiezan a dar cuenta, pero siguen avanzando del mismo modo, quizá un poco más despacio, aunque no se les ocurre parar, o retroceder para remediar el agravio.
Yo estoy aquí desde el comienzo, y he visto a este mundo cambiar, siempre avanzando. Pero ahora no crece, ni avanza, ahora sólo se destruye poco a poco. Puede que aún quede algua esperanza. En mi continuo tránsito, de pulmón en pulmón, de ciudad en ciudad, he podido comprobar que los humanos hacen cosas hermosas. Crean todo tipo de arte, y, aunque son una minoría, algunos saben apreciar todo lo que había antes de ellos. Algunos quieren cuidar todo esto que existe, para que no termine por ser sólo un recuerdo. Ojalá puedan con todos los demás.

1 comentario:

J. A. Sainz dijo...

La tilde de Unicamente. Lo demás, brillante.